INFORMACIÓN DE CONTACTO artediosa@hotmail.com

martes, 19 de noviembre de 2013

Abriendo y cerrando el círculo protector (de mi libro Brujería siglo XXI, el Movimiento de la Diosa)

Cada vez que queramos abrir un espacio mágico, ya sea para realizar un ritual,  hacer un trabajo de magia o sentarnos a meditar, es menester cerrar el círculo, es decir, abrir el portal de energía. Se trata de crear un espacio protegido donde podamos sentirnos entre los mundos, con las energías a nuestra disposición.
Lo esencial es la intención, el “querer” conectarnos con las energías elementales. Miren al cielo y vean dónde sale el sol, ése es el punto cardinal Este. Comenzaremos mirando al este y allí llamaremos al elemento aire, giramos hacia la izquierda 90° y estaremos mirando al Norte, allí llamaremos al fuego; giramos otros 90° hacia la izquierda y llegamos al oeste donde llamaremos al agua. Y, por último, girando otra vez hacia la izquierda otros 90° nos hallamos frente al punto cardinal sur, donde llamaremos a la tierra.
Después de abrir cada punto miraremos hacia el centro de ese círculo de 360° y abriremos el punto central. Luego de abrir todos los puntos, se pasa el beso entre los asistentes, comenzando con la sacerdotisa y en sentido anti horario, diciendo “el círculo está cerrado en perfecto amor y perfecta confianza.”
... El primer poema está basado en el que usábamos en el círculo “El Caldero” del cual fui co-sacerdotisa desde 1999 a 2003 y suma sacerdotisa desde esa fecha hasta 2007:

Llama azul estrella de cinco puntas,
Estrella de fulgor azul, torre del Aire del este,
Ábrenos la puerta latiente del viento
Convoca la fuerza de la Aurora y de la Primavera.
Salve Diosa, salve Niña
Estrella del este que creas el aire de la vida.

Llama azul, estrella de cinco puntas,
Estrella de fulgor azul torre del Fuego del norte,
Ábrenos la puerta latiente del sol,
Convoca la fuerza del volcán de la voluntad.
Salve Diosa, salve Ishtar
Estrella del norte que gestas la fuerza de la luz.

Llama azul, estrella de cinco puntas,
Estrella de fulgor azul, torre del Agua del oeste.
Ábrenos la puerta latiente del mar, cáliz de nácar
Convoca la fuerza de la emoción.
Salve Diosa, salve Iemanjá
Estrella del mar que creas la fuerza del amor.

Llama azul, estrella de cinco puntas,
Estrella de fulgor azul, torre de la Tierra del sur.
Luna nueva no revelada oscuridad y porvenir.
Espiral en la montaña y gemas de la tierra.
Salve Diosa, salve Hécate
Útero del planeta que gestas la renovación.

Reina de las galaxias, Sagrado Dios Compañero

Derramen todos sus dones, bendigan nuestra vida.


Para abrir el círculo, una vez terminado el ritual, se despide a los elementos en sentido inverso, comenzando por el sur (Tierra), siguiendo por el oeste (Agua), luego por el norte (Fuego) y finalizando por el este (Aire). La regla nemotécnica es SONE (sur, oeste, norte, este). Se puede recitar punto por punto el poema que se utilizó para cerrar el círculo, o bien simplemente agradecer al elemento correspondiente y bendecirlo. No olvidarse de agradecer y despedir el punto central bendiciendo la energía de la Diosa y el Dios. A continuación se despiden los asistentes con un beso, comenzando desde la sacerdotisa en sentido horario y diciendo “el círculo está abierto en perfecto amor y perfecta confianza”.

miércoles, 9 de octubre de 2013

MAGIA LUNAR II

CELEBRACIONES LUNARES: ESBATS 
(Tomado de mi libro: Brujería siglo XXI, el Movimiento de la Diosa)
 
La Luna acompaña a nuestro planeta desde el principio de los tiempos. Y por su interacción con la Tierra se producen las condiciones para que pueda fructificar y desarrollarse la vida. Rige las mareas, el crecimiento y decrecimiento de los vegetales, de las faneras (cabello, uñas), del epitelio uterino, de las células productoras de espermatozoides, en fin, de todos los seres vivos.
Con respecto a la conexión entre las fases lunares y el ciclo mensual femenino, la interrelación es indiscutible. ¿Qué nos diferenció biológicamente hace cientos de miles de años para que dejemos de ser primates y nos convirtamos en humanos? Pues, la menstruación. Sí, así como lo leen. Cuando las hembras de la especie homo evolucionaron dejando atrás el estro de las demás hembras animales y comenzaron a menstruar, nos convertimos en humanos. Así, nos liberamos de la necesidad de emparejarnos con el simple propósito de procrear y pudimos ejercer la sexualidad como goce, placer extático y comunión sagrada. De este modo, dejamos de responder como especie únicamente a la luz del sol, que regula el estro en los animales, y comenzamos a fluir cíclicamente con la luz de la luna produciendo el ciclo humano menstrual con el cual podemos estar sexualmente dispuestas todo el mes y no sólo en el momento de la concepción, siendo capaces también de regular la cantidad de hijos que queremos engendrar. Los humanos somos primates solilunares.

La luna recorre su órbita alrededor de la Tierra en 28 ½ días aproximadamente, a través de los cuales nos muestra distintas caras.
Clásicamente, se consideran cuatro fases lunares: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Pero hay una manera más completa de verlas. Siguiendo los estudios de Demetra George, dividiremos cada lunación (mes lunar) en 8 aspectos: luna nueva, creciente, cuarto creciente, gibosa, luna llena, menguante, cuarto menguante y balsámica.
“El proceso se inicia durante la fase de luna nueva, cuando la semilla que contiene una nueva visión y es infundida con una intención determinada germina en la oscuridad. Con la luz de la fase creciente, los primeros y tiernos brotes de esta visión comienzan a salir fuera de la tierra. Durante el cuarto creciente, la fuerza vital de esta visión adquiere sus raíces, estableciéndose a sí misma; aparece el tallo y la estructura de las hojas adquieren una forma más fuerte y definitiva. La fase gibosa se corresponde con el desarrollo de los capullos, esperanza de la flor que se abrirá después en la fase de luna llena. Con la luna llena, a medio camino del ciclo lunar, la visión se halla plenamente iluminada y repleta de contenido y significado. La fase menguante o gibosa menguante se corresponde con el fruto maduro; la visión ya ha cumplido su objetivo. El cuarto menguante se refiere a la siega de la cosecha, cuando lo que ha sido realizado durante todo el ciclo es ingerido y asimilado. Cualquier fruto dejado en la planta comienza a marchitarse y a descomponerse. Entonces, la esencia de la visión es destilada en una nueva semilla que es enterrada bajo la tierra durante la última fase o fase oscura o balsámica del ciclo, donde es preparada para el renacimiento. Y será liberada posteriormente con el inicio de un nuevo ciclo”.
(Demetra George, Las lunas negras.  Las negritas son mías)

De acuerdo a lo anteriormente dicho,  cuando queramos aumentar la energía para un determinado proyecto o situación a través de un trabajo mágico lo haremos entre la luna nueva y la llena; si deseamos quitar, disminuir o dejar ir alguna situación, lo realizaremos en la fase menguante y balsámica de la luna. 

MAGIA LUNAR I

LA LUNA EN LOS DISTINTOS SIGNOS DEL ZODÍACO.

(Tomado de mi libro Brujería siglo XXI, el Movimiento de la Diosa)

Simplemente a modo de guía enumeraré algunas de las características de la luna signo por signo, siguiendo la clasificación de Elena Casal. Esto nos servirá para definir la intención de nuestro trabajo en el ritual correspondiente y usar los elementos adecuados para hacer magia lunar. Tengan en cuenta que la luna sólo se queda en cada signo durante 2 o 3 días. Para saber en qué signo se encuentra la luna cada día hay que consultar las efemérides astrológicas. Lo pueden hacer por Internet o consiguiendo el libro de las efemérides. Recordemos que los trabajos se hacen para fomentar o disminuir una característica dada, según trabajemos con la fase luminosa u oscura de la luna. Por esa razón coloco en cada signo las características armónicas y también las inarmónicas de cada uno. Para profundizar el tema, les recomiendo leer libros de astrología como los de Eugenio Carutti y Demetra George, entre otros.

Luna en Aries: Luna guerrera
Color: rojo
Metal: hierro
Piedra: rubí
Características: pasión, dinamismo, entusiasmo, acción, espontaneidad, valentía, agresividad, poca reflexión, ira, propensión a los accidentes, crudeza.

Luna en Tauro: Luna enraizada
Color: rosa, coral, verde
Metal: cobre
Piedra: malaquita verde, rodocrosita
Características: tranquilidad, calma, concreción, practicidad, arte, hedonismo, posesividad, obstinación, si se enoja se descontrola.

Luna en Géminis: Luna sutil
Color: naranja
Metal: mercurio
Piedra: topacio, ágatas de varios colores
Características: comunicación, humor, acción, cambio, diplomacia, rapidez, simplificación, falta de profundidad, imprevisión.

Luna en Cáncer: Luna protectora
Color: amarillo pálido
Metal: plata
Piedra: perla, madreperla, coral blanco
Características: protección, variabilidad, mutación, sensibilidad, profundidad, memoria, generosidad, reserva, temor,  escondite.

Luna en Leo: Luna magnética
Color: amarillo dorado
Metal: oro
Piedra: brillante, ámbar amarillo, rubí
Características: brillo, soberanía, creatividad, liderazgo, generosidad, seducción, derroche, dominio, autoritarismo.

Luna en Virgo: Luna paciente
Color: verde jade, verde musgo
Metal: mercurio
Piedra: jade verde, ágata
Características: tranquilidad, organización, minuciosidad, resistencia, previsión, creatividad, timidez, perfeccionismo, auto exigencia, hipercrítica.

Luna en Libra: Luna bella
Color: verde esmeralda
Metal: cobre

Piedra: esmeralda, ópalo
Características: búsqueda del equilibrio, mediación, ecuanimidad, seducción, sociabilidad, arte, humor, relaciones, belleza, inseguridad, inestabilidad, desconfianza.

Luna en Escorpio: Luna sangrienta
Color: verde petróleo, rojo bermellón
Metal: hierro
Piedra: granate, amatista, rubí
Características: muerte, renacimiento, auto confianza, pasión, intensidad, intuición, misterio, sinceridad cruda, venganza, celos, crueldad.

Luna en Sagitario: Luna consciente
Color: turquesa, azulino
Metal: estaño
Piedra: turquesa
Características: ingenio, dinamismo, curiosidad, conocimiento, exploración, optimismo, idealismo, justicia, vida al aire libre, irritabilidad, cólera, egoísmo.

Luna en Capricornio: Luna ascética
Color: azul marino, gris
Metal: plomo
Piedra: ónice, azabache, cuarzo, malaquita
Características: trabajo, honestidad, racionalidad, método, voluntad, acción, ascetismo, ambición, rigidez, tristeza, depresión.

Luna en Acuario: Luna liberada
Color: índigo, violeta
Metal: platino
Piedra: zafiro azul, cristal de roca, amatista
Características: imaginación, cambio, originalidad, revolución, creatividad, fraternidad, generosidad, libertad, independencia, intuición, paradoja, ostracismo, desconexión.

Luna en Piscis: Luna alucinada
Color: fucsia, celeste, aguamarina, turquesa, violeta.
Metal: oro blanco, aluminio
Piedra: ópalo, turquesa, aguamarina, madreperla, amatista
Características: emotividad, sensibilidad, intuición, entrega, misticismo, creatividad, arte, intelectualidad, idealismo, fantasía, justicia, altruismo, escapismo, adicciones, autodestrucción.


domingo, 6 de octubre de 2013

FELIZ PRIMAVERA

Doña Primavera

Doña Primavera 
viste que es primor, 
viste en limonero 
y en naranjo en flor. 

Lleva por sandalias 
unas anchas hojas, 
y por caravanas 
unas fucsias rojas. 

Salid a encontrarla 
por esos caminos. 
¡Va loca de soles 
y loca de trinos! 

Doña Primavera 
de aliento fecundo, 
se ríe de todas 
las penas del mundo... 

No cree al que le hable 
de las vidas ruines. 
¿Cómo va a toparlas 
entre los jazmines? 

¿Cómo va a encontrarlas 
junto de las fuentes 
de espejos dorados 
y cantos ardientes? 

De la tierra enferma 
en las pardas grietas, 
enciende rosales 
de rojas piruetas. 

Pone sus encajes, 
prende sus verduras, 
en la piedra triste 
de las sepulturas... 

Doña Primavera 
de manos gloriosas, 
haz que por la vida 
derramemos rosas: 

Rosas de alegría, 
rosas de perdón, 
rosas de cariño, 
y de exultación.

Gabriela Mistral

lunes, 29 de julio de 2013

LA PRÓXIMA FESTIVIDAD DE LA RUEDA DEL AÑO es PACHAMAMA-IMBOLC (usamos el nombre americano nativo y el celta).
Astronómicamente, la fecha de este cuarto de la rueda es el 7 de Agosto para el hemisferio sur (7 de febrero para el norte). Pero tradicionalmente se la festeja el 1 de Agosto (1 o 2 de febrero en el norte).
Pachamama-Imbolc

En el Movimiento de la Diosa ensamblamos las fiestas de la Diosa de nuestra tierra, la Pachamama, con la rueda del año inspirada en los ciclos agrícolas que celebraban los celtas y otros pueblos. Es por eso que el 1° de Agosto celebramos este ritual de agradecimiento a la Tierra por la vida que está creciendo dentro de ella y al Sol que la va calentando cada día un poco más. Invocamos a la Pachamama (Madre Tierra) para que las futuras cosechas sean prósperas. Y nos referimos tanto a las siembras y cosechas tanto físicas como espirituales, individuales y comunitarias. En el calendario celta esta fiesta lleva el nombre de Imbolc.

Hacemos el ritual al aire libre. El altar tiene tonos rojos, verdes y terrosos. Cerca de él hay un hoyo cavado en la tierra (apacheta), o una maceta grande en caso de que no tengamos terreno libre. Alrededor de la misma se encienden fuegos (fogatas o velas) simbolizando el calor y la luz que van entibiando cada día un poquito más a la Tierra. Cada uno de los integrantes del coven ha llevado semillas y bebidas para ofrendar. Luego de abrir el portal de energía (cerrar el círculo) se entonan cantos y recitan poesías. 
La sacerdotisa dice:
“Esta es la vivificación del año.
Tubérculo, semilla y raíz se avivan
Con la llegada de la luz,
Con el crecimiento del año.

Esta es la época de la estimulación de la vida.

Raíz, semilla y tubérculo se mueven
En tu oscuridad, en tu espera.
Se mueven llenos de vida burbujeante.
Esta es la vivificación del tiempo del amor.
Semilla, raíz y tubérculo se mueven,
Acumulan fortaleza con el amor y la alabanza.
¡Benditos sean!”

A continuación los asistentes, uno por vez, se acercan a la apacheta o maceta y entregan las semillas y bebidas que llevaron, agradeciendo y haciendo su pedido a la Pachamama. Cuando todos han terminado se baila un carnavalito, la danza en espiral de nuestros ancestros originarios del noroeste argentino. Sentados nuevamente en el círculo, los que quieren pueden compartir los deseos y agradecimientos que le hicieron a la Pacha. Se cierra el portal (se abre el círculo) y se festeja bebiendo y comiendo lo que llevaron para compartir. Los que quieran pueden seguir danzando y cantando. En perfecto amor y perfecta confianza.


Receta de la Bruja


Budín de naranjas

Se mezcla un pocillo de aceite con una taza de azúcar rubia batiendo bien hasta integrar. Se añaden 2 huevos, 2 1/2 tazas de harina leudante (se puede mezclar harina integral superfina con harina leudante), el jugo y la ralladura de 2 naranjas y 1 cucharadita de esencia de vainilla. Se coloca la mezcla en una budinera enmantecada y enharinada y se hornea a temperatura moderada durante 40´ aproximadamente.

martes, 18 de junio de 2013

SOLSTICIO DE INVIERNO...YULE

El Regreso de la Diosa Sol, Solsticio de Invierno (HS), 
(Sobre un texto  de Monica Gobbin publicado el 19/06/2012)
Aquehua , Amaterasu, Arinna, Sunna, Shemesh y Beiwe comienzan su viaje en el cielo llevando la promesa de fertilidad que nos permite esperar confiad@s en el regreso de su Luz y Calor. Por debajo de la Tierra, las raíces conservan la promesa de las futuras ramas. La Osa Soñadora en su cueva se dispone a soñar su Universo. Así, de a poquito, atravesaremos el Invierno, caminando hacia la Primavera. Como una nueva mañana en nuestra vida dónde, tal vez, veamos florecer nuestros pimpollos acariciados por la Madre Sol.

La noche más larga es un tiempo fructífero para establecer intenciones: Lo que se concibe ahora puede crecer con el Sol, y ganar impulso en la Primavera.



Festejando Yule (tomado de mi libro "Brujería siglo XXI, el Movimiento de la Diosa")

El salón donde se realiza el ritual está en penumbras. Sólo hay algunas velas encendidas colocadas sobre el suelo. Los asistentes al ritual, la sacerdotisa y el sacerdote se sientan en círculo alrededor del altar, que estará decorado con los colores rojo, verde y dorado. Hay un árbol de cartón pintado y decorado colgado en una de las paredes. Luego de abrir el portal (cerrar el círculo) cada uno toma una vela negra y otra verde. Encienden la primera y la colocan en el caldero, de modo que quedan todas las velas negras encendidas. La sacerdotisa  guía una meditación para conectar con el silencio interior, con el vacío y la oscuridad que preceden a todo nacimiento.
“Esta es la Noche del Solsticio, la más larga del año. Hoy triunfa la oscuridad y aún así cambiará y se convertirá en luz. Todo se aquieta y espera dentro del Caldero. Esperamos el amanecer, cuando la Gran Madre de a luz de nuevo al Sol que nos traerá la promesa de un nuevo verano. Llamamos al sol desde el vientre de la Noche”.
Al llegar la medianoche se encienden las luces y las velas verdes, las cuales se colocan en el caldero al lado de las negras que siguen encendidas. El sacerdote abre la puerta de calle para dejar que salga lo viejo y que entre lo nuevo, la energía solar recién nacida. Se escriben en papeles de colores los deseos y necesidades de cada uno para el año que comienza y se pegan en el árbol. Con agradecimiento se cantan las canciones favoritas del coven, se cierra el portal y se festeja compartiendo la comida y la bebida, danzando y celebrando de la manera en que se les ocurra en ese momento.

Receta de la bruja (comida para compartir después del ritual)

Pan de nuez
Batir un huevo con una taza y media de leche. Por otro lado, tamizar una taza y media de azúcar, cuatro tazas de harina leudante, media cucharadita de canela molida, igual cantidad de clavo de olor molido y una pizca de sal.
Agregar las nueces y el preparado de huevo y leche lentamente. Volcar en un molde de budín enmantecado y enharinado y cocinar en horno moderado 55´.





martes, 30 de abril de 2013

Samhain, Noche de los Antepasados

Noche de los Antepasados, Samhain, Hallows Eve

Y llegamos a la última festividad antes del solsticio de invierno. La
rueda gira y gira, las noches son cada vez más largas y el frío se
comienza a sentir. En el hemisferio sur celebramos este sabbath en la
noche del 30 de Abril al 1 de Mayo. Esta época del año es excelente
para desarrollar aptitudes psíquicas, aprender a leer el tarot u otros
oráculos y hacer trabajos de auto conocimiento con laberintos, es
decir, conectarnos profundamente con la bruja o el brujo que llevamos
dentro. También es la época propicia para recordar a nuestros
antepasados y celebrar su memoria, conectándonos con la Vieja Sabia
y el Viejo Sabio, la Diosa y el Dios en sus aspectos de Señores de la
Muerte y la Visión profética. Si hay heridas abiertas con algún familiar
directo que ya partió, este es un buen momento para reconocer la
herida, los sentimientos que nos produce y dar el primer paso para
sanarnos comenzando un camino terapéutico que nos permita
resolver la situación. Recomiendo la terapia de Constelaciones
familiares y Programación Neuro Lingüística para sanar la línea de
tiempo que nos afecta.
El altar está decorado con color violeta e índigo. Luego de abrir el
portal la sacerdotisa se sienta a un lado del altar con su mazo de cartas
de tarot, runas u otro oráculo, según prefiera. Los asistentes se sientan
en hilera en el lugar opuesto del salón, meditando. Uno a uno se
aproxima a la sacerdotisa, a medida que ésta los llama para
entregarles un mensaje personal a través de la lectura de las cartas.
Cuando la lectura ha finalizado, se reúnen todos nuevamente
alrededor del altar, recordando a las ancestras y ancestros que los han
precedido en el camino de la vida y tomando conciencia de que todos
nos iremos un día dejando nuestro legado espiritual y material a
nuestros descendientes y a toda la comunidad. Entonan el cántico “El
río está fluyendo”.
“El río está fluyendo y va creciendo, el río está fluyendo hacia el
mar.
Madre cárgame que tu niña/o siempre soy. Madre cárgame hacia el
mar”.
Se repite dos veces.
La melodía de los cantos que se mencionan en este libro pueden
encontrarse en el canal You Tube de Internet.
Receta de la Bruja
Calabaza rellena
Buscar una calabaza, o zapallo, grande y redonda, cortarle una tapa y
sacar la pulpa del interior dejando sólo una fina capa para que la
cáscara se pueda usar luego como contenedora del relleno. Cocinar
aparte un puchero rehogando 2 dientes de ajo y 1 cebolla cortada en
juliana. Agregar choclos, hojas de acelga, pimientos, papas, batatas y
trozos de carne o pollo (los vegetarianos saltarán estos últimos
ingredientes), y suficiente agua o caldo. Condimentar con pimienta
blanca, pimentón dulce y tomillo. Cuando esté cocido se rellena la
calabaza con el puchero y se lleva a la mesa.

viernes, 1 de marzo de 2013

MABON equinoccio de OTOÑO


Y siguiendo con la Rueda...Equinoccio de Otoño (Mabon)

Entre el 21 y el 24 de Marzo. La noche y el día vuelven a tener la misma duración
(“equinoccio”). A partir de aquí las noches se irán alargando, por eso
lo celebramos como el portal que da entrada a la parte oscura del año.
Le decimos adiós al verano, recordando el calor y la vida al aire libre
que disfrutamos en la estación anterior.
Buen momento para fabricar conservas de frutas y verduras, un modo
de hacer perdurar los frutos del verano en la época fría del año.
Comienza el tiempo de ir nuevamente hacia adentro. Se inicia también
el viaje al interior del laberinto personal. Cargados con lo aprendido
en el verano. ¿Qué más sé de mí? ¿He crecido o madurado? ¿En cuáles
aspectos?
Podemos dedicar este ritual para honrar a la Diosa Soberanía. Como
dice Starhawk, “venerarla es afirmar, aun ante el sufrimiento y a
menudo contra toda razón, que la vida es un gran don y una constante
ocasión de éxtasis”.
El altar estará decorado con tonos azules, terrosos y ocres. En vez de
flores, podemos colocar hojas otoñales como ofrenda a los Dioses.
**"Mi miedo a ser yo misma se esfuma ante tu presencia, Soberanía,
Diosa de la Completud. Yo sé quién soy. “Soberanía”, me gritan las
piedras, los caminos y los árboles. Como cada mujer en el mundo yo
encarno ese poder.
Soberana de mi propio ser, de mi cuerpo, de mi mente y de mi espíritu.
Soy la reina de mí misma, pero no domino a nadie ni permito que me
sometan. Me guío por la ley de la Naturaleza y no hay razón superior a
ella. Pues, si la desconozco, sufriremos todos las consecuencias;
consecuencias, no castigos. Los ciclos de la vida deben ser respetados
en mí misma y en los demás… y en el planeta entero.
No sé si mi voz les suena conocida. Pero aquí estoy, escuchando al
viento y a la voz de mis hermanos. No todo está perdido… si
reaccionamos a tiempo. El lugar es Aquí, el tiempo es Ahora.
Defiendo mi integridad y defiendo la Vida. Muchos han pisoteado mi
nombre, pero nunca será destruido.
Las mujeres del círculo repiten al unísono: Yo soy Soberana,
Tengo el coraje de todas las Diosas.
La energía de la Bruja vive en mi interior.
Mía es la espada de la luz, la verdad y la justicia”.
**Los varones del círculo, guiados por el sacerdote, dicen: “Me
encomiendo a la Vida, el don de la Diosa Soberanía; prometo amar y
respetar a las dadoras de la vida, las mujeres; me comprometo a
cooperar con mis hermanos varones en paz, evitando la agresión. La
virilidad significa aceptar la responsabilidad ante la vida como co creadores
de la realidad. El Dios no es violento, el Dios es Amor. “
Luego de abrir el círculo, se puede bailar y cantar los cantos favoritos
del coven.

lunes, 14 de enero de 2013

LA SEÑORA DE LOS ANIMALES Y DE LA DANZA

"La Gran Diosa era la madre de los animales salvajes. Los habitáculos de las cavernas y sus paredes en forma de vientre cobraban vida con las mágicas figuras de sus bestias. Ella misma era un animal, todos los animales; en muchas imágenes primitivas Ella usaba máscaras de animales. Tanto en el Antiguo Taoísmo chino como en las religiones paganas europeas, el principio femenino era el animal que se transformaba, la energía de la metamorfosis y, por lo tanto, de la evolución. En la maravillosa explosión de la imaginería animal  europea, desde el arte de Cro-Magnon hasta el de los celtas, nórdicos y teutones, incorporada luego a los bestiarios y manuscritos medievales, se expresa esta dinámica visión primigenia de la energía evolutiva, como el surgimiento del espíritu en múltiples formas.Durante muchos milenios persisitieron estas formas animales representando a la Diosa: la antílope, la lechuza, la liebre, la serpiente, la grulla, la cerda, la vaca, la yegua salvaje, la leona, la buitre, la cuerva, la salmón, la chacal, la lombriz hermafrodita, la abadeja, la mariposa, la crisálida y la araña.
La primera relación humana con los animales fue totémica. "Totem" significa "relacionado a través de la madre". A través de él, la vida de los grupos humanos y de la naturaleza se hacían inseparables.
El animismo de los humanos primitivos ha sido considerado "infantil", cuando en realidades una profunda percepción experiencial de la relación evolutiva entre todas las formas de vida como manifestación de la Una original, la primera célula a partir de la cual toda la vida se multiplicó, el huevo primigenio.
Cuando la supervivencia humana depende de esta comunicación tan sensible con el medio ambiente, como siempre ha sido y siempre será,  tal concepción no es infantil, sino crucial. La supervivencia humana depende de la relación sacramental con la naturaleza.
Cuando un@ mira y escucha a la naturaleza, algo siempre habla, algo siempre aparece. El animismo es todavía una relación válida. Si el humano moderno no ve ni escucha, la falla está en sus sentidos muertos."
(The Great Cosmic Mother, Barbara Mor, Monica Sjoö)